(EFE).- La muerte de un agricultor que fue hallado sin vida tras ser sepultado por la nieve en una cabaña en la localidad alpina de Bonneval-Sur-Arc (este de Francia) elevó hoy a tres el número de fallecidos en las últimas horas por el paso de la tormenta Eleanor.

Fueron unos senderistas quienes, tras presenciar un gran alud, se dirigieron a la cabaña, donde se encontraron el cuerpo inerte del agricultor, informó el canal público de televisión “France 3”.

Previamente hoy, una mujer nonagenaria murió en su casa en Crêts-en-Belledonne, también en los Alpes, que resultó inundada por las lluvias torrenciales provocadas por el temporal Eleanor.

La residencia se ubica en una carretera donde se ha cortado la circulación debido a las fuertes precipitaciones y la posibilidad de desprendimientos de rocas.

A estos fallecimientos se les suma el de un hombre de 21 años que murió este miércoles al caerle un árbol mientras esquiaba en una pista de la estación de Morillon.

Météo France mantiene en alerta naranja a 22 departamentos franceses y ha advertido del especial peligro en las regiones del noreste y en los Alpes, donde algunos esquiadores permanecen bloqueados por el alto riesgo de aludes.

El temporal Eleanor, que sigue avanzando de este a oeste, sacude hoy especialmente Córcega, donde se multiplican los incendios de una “intensidad excepcional en invierno”, según la prefectura de la isla.

En dos días, el temporal ha dejado al menos tres muertos, 29 heridos, de los cuales cuatro graves, y 29.000 hogares seguían sin luz en la mañana del jueves.

Impreso el 2018-01-06