El caso de jóvenes que abandonan la escuela es un problema con serias consecuencias sociales. La importancia de graduarse de la secundaria (high school) como mínimo requisito para obtener un empleo ha aumentado dramáticamente en los últimos cincuenta años. Los investigadores han descubierto que los jóvenes que abandonan la escuela tienen: un nivel de ingresos más bajo, un alto nivel de desempleo y más probabilidad de estar envueltos en asuntos criminales (McNeal, 1997). Además, los economistas han descubierto que el aumento de jóvenes que abandonan la escuela resulta en una reducción en las ganancias de impuestos públicos y un aumento en los gastos para programas de asistencia social del gobierno (Rumberger, 1987). Pero más importante todavía es que cuando el joven abandona la escuela se depriva a sí mismo de alcanzar su mayor potencial. 

¿Por qué los estudiantes abandonan la escuela? 

Si bien, es importante saber cuáles son los estudiantes que abandonan la escuela, el entender las razones por las cuales los estudiantes abandonan la escuela nos ayuda a prevenir que lo hagan antes de que ocurra. 

Hay dos teorías principales sobre por qué los estudiantes abandonan la escuela (Finn, 1989). Esquema del resultado de la frustración y la carencia de amor propio. Este esquema sugiere que a medida que los jóvenes avanzan en sus carreras estudiantiles, es probable que se enfrenten con fracasos. Estos fracasos pueden disminuir el amor propio del estudiante en cuanto a los asuntos escolares. 

Podemos ver claramente que los estudiantes dejan de ir a la escuela por una gran variedad de razones. Además, la decisión del joven de abandonar la escuela es influenciada por su propio historial personal de interacción con la escuela. La deserción es un proceso que comienza en la temprana niñez y culmina en la adolescencia. Los padres y los maestros deben de colaborar para desarrollar una estratergia a largo plazo que prevenga la existencia de jóvenes desertores.

Impreso el 2017-12-29