Uno de los cuatro detenidos por los atentados cometidos en España la semana pasada, que dejaron 15 muertos y más de 130 heridos, declaró ante el juez que la célula yihadista planeaba un gran atentado con explosivos en Barcelona.

Uno de los presuntos terroristas de los atentados cometidos en la re­gión española de Cataluña ratificó hoy ante el juez encargado de la investiga­ción que la célula preparaba un ataque aún mayor, con explosivos, en “monumentos” de Barcelona, según informaron fuentes jurídicas.

Se trata de Mohammed Houli Chemlal, uno de los cuatro sospechosos detenidos por la Policía catalana en relación con los atentados de la semana pasada, y que re­sultó herido en la explosión del chalé de Alcanar (provincia de Tarragona) que les servía de base de operaciones.

Las fuentes añadieron que el detenido no ha implicado a más personas que pu­dieran ser integrantes o colaboradoras del grupo aparte de los cuatro supuestos terro­ristas ya arrestados, incluido él mismo, y los ocho muertos.

En el interrogatorio, el detenido explicó que la célula, que la Policía catalana da por desarticulada, estaba intentado fabri­car explosivos en la casa de Alcanar con el fin de atentar en monumentos de Bar­celona.

El sospechoso señaló que, personal­mente, su intención era llevar a cabo los atentados de noche, de forma que causa­ran los menos daños personales posibles, añadieron las mismas fuentes.

La Fiscalía ha pedido prisión incomu­nicada y sin fianza para Chemlal, quien había proporcionado a la Policía infor­mación clave para la investigación de la célula terrorista.

Chemlal ha sido el primero de los dete­nidos en comparecer ante el juez Fernan­do Andreu, de la Audiencia Nacional, el tribunal español especializado en investi­gar delitos de terrorismo.

El testimonio de Chemlal ante la Policía fue clave para que las fuerzas de seguri­dad pudieran reconstruir los movimientos de los terroristas que atentaron en Barce­lona y Cambrils (provincia de Tarragona) e identificar a los miembros del grupo.

Impreso el 2017-08-26