Tener hábitos saludables, como hacer ejercicio, seguir una dieta balanceada y pensar positivamente, ayuda a que el organismo presente condiciones óptimas de salud y bienestar. 

Casi todas las personas quieren ser jóvenes y sanos. La transformación de la salud a la enfermedad ocurre de manera gradual como resultado de nuestros hábitos, los malos nos llevan a las enfermedades, los sanos a mantener la juventud y la salud durante muchos años. 

Anteriormente, los científicos creían que cada uno de nosotros es simplemente la suma de los genes de nuestros padres y madres, y que nuestra forma de vida, alimentación, hábitos y el carácter no afectaban a los genes, pero en los últimos años se encontró que no es así. 

El genetista Randy Dzhirtl afirmó que somos responsables de la integridad de nuestros genes, ya que todo lo que hacemos, comemos, bebemos o fumamos tiene un impacto en la actividad genética. 

¿Qué pasos debemos seguir para mantener nuestro cuerpo joven y sano? 

1.- Cuidar la salud mental 

Mantenga su mente ágil: Además de que mantenerse mentalmente activo es emocionalmente gratificante, estudios han demostrado que existe una correlación entre las actividades mentalmente desafiantes y un menor riesgo a padecer la enfermedad de Alzheimer. Nunca se deja de aprender, incluso si se siente como si ya hubiera “pasado su mejor momento”. Persiga sus pasiones: Establezca un tiempo para practicar un instrumento, hacer un proyecto de arte, tomar fotos, crear modelos, soldadura, tortas gourmet de pasteles, o cualquier otra cosa que enriquezca su tiempo libre. Haga buenas acciones: Hacer el bien le hará sentir mejor. 

 

2.- Cuidar la salud física 

Mantenga hábitos alimenticios sanos: Evite las dietas de moda, pues a menudo son poco saludables. Para obtener todos los nutrientes que necesita el cuerpo humano se debe consumir una dieta balanceada que incluya cereales, proteínas, frutas y verduras, así como grasa. Comer alimentos muy variados también ayudará a asegurar que usted obtiene todas las vitaminas, minerales, aceites y enzimas que su cuerpo necesita. Una dieta efectiva debe tomar en cuenta no sólo las características de los productos (la cantidad de proteínas, carbohidratos, grasas, vitaminas, etc), sino también el metabolismo específico del paciente. 

Beba más agua: Para mantener su metabolismo en un estado óptimo lo recomendable es beber dos litros de agua al día. 

Duerma bien: Los adultos deben dormir de 7 a 9 horas al día, mientras que los niños en edad escolar de 10 a 11 horas. 

Haga ejercicio: Si no desea pagar una membresía en un gimnasio, traté con entrenamientos de fuerza en su casa. El músculo se desarrollará y ayudará a aumentar su metabolismo: los cuerpos de las personas musculares queman más calorías, incluso mientras están en reposo. 

Limite sus vicios: Dejar de fumar, superar la adicción a las drogas, y, en caso necesario, dejar de beber. Evite otras conductas de riesgo, como el exceso de velocidad, la lucha, el sexo inseguro y la excesiva búsqueda de emociones.

Impreso el 2017-06-29