El comisario europeo de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici, anunció hoy que viajará este miércoles a Atenas para reunirse con el primer ministro griego, Alexis Tsipras, y su ministro de Finanzas, Euclides Tsakalotos, para avanzar hacia el cierre de la segunda revisión del rescate heleno.

“Visitaré de nuevo Atenas este miércoles para hacer mi aportación para conseguir que las cosas avancen, reuniéndome en particular con el primer ministro Tsipras y el ministro Tsakalotos”, dijo Moscovici en una rueda de prensa para presentar las previsiones económicas de invierno de la Comisión Europea (CE).

Moscovici destacó que, según las cifras de Bruselas, Grecia ha “sobrepasado” los objetivos fiscales fijados dentro de su programa de asistencia financiera, y que para 2016 la CE prevé que este país consiga un superávit primario del 2 % de su producto interior bruto (PIB) comparado con el objetivo fijado en el 0,5 %.

“De cara al futuro, la continuidad del buen desempeño depende crucialmente de mantener el programa en el buen camino”, insistió Moscovici, quien añadió que el trabajo “intenso” que las instituciones están haciendo para cerrar la segunda revisión “debería basarse en las cifras correctas”.

“En lo que se refiere al desempeño presupuestario nuestras cifras siempre son buenas en incluso sobrepasadas por los resultados de Grecia, así que no hace falta fijar las decisiones futuras en cifras más pesimistas que las nuestras”, insistió Moscovici.

La trayectoria fiscal de Grecia es el principal punto de discrepancia entre los acreedores europeos de Atenas -CE, Banco Central Europeo y Mecanismo Europeo de Estabilidad- y el Fondo Monetario Internacional (FMI), que aún debe decidir si participa en el rescate.

En la última reunión de su directorio ejecutivo sobre el asunto, algunos miembros del FMI consideraron viable que Grecia pueda lograr a partir de 2018 un superávit primario (antes del pago de intereses) del 3,5 % del PIB, como está fijado en el programa de asistencia financiera, mientras la mayoría, en cambio, solo ven posible uno del 1,5 %.

“No podemos añadir una crisis en un contexto de recuperación en Grecia y de incertidumbre en el mundo. Seamos razonables”, insistió Moscovici sin referirse directamente al FMI.

El comisario europeo señaló que “aún quedan esfuerzos y reformas por hacer en Grecia” pero que también muchos se han acometido ya y “comienzan a dar resultados”, por lo que llamó a los socios “a asumir su responsabilidad” tal como han hecho las autoridades griegas.

Moscovici dijo que la CE “tiene esperanza” en que la segunda revisión “concluya pronto y se pueda tener una reunión positiva del Eurogrupo la semana próxima”.

Grecia, el FMI y sus acreedores europeos se reunieron el pasado viernes en Bruselas pero no lograron un acuerdo final sobre la fecha para el regreso a Atenas de la misión que debe supervisar el cumplimiento de las condiciones del rescate de cara a cerrar la segunda revisión del mismo en el encuentro del 20 de febrero.

Impreso el 2017-02-14