Mental health issues have reached epidemic proportions in USA and must be addressed immediately. 

 En todo el mundo, Estados Unidos ha alcanzado notoriedad por las masacres y suicidios que han devastado a centenales de personas. En los últimos años, la tasa de homicidios se ha maximizado ya que no existe cierto control sobre personas que padecen de alguna enfermedad mental o psicológica. 

La existencia de personas con incapacidades mentales es normalmente reconocida en todas las sociedades. Pero, ¿por qué suceden estas masacres con tanta frecuencia en los Estados Unidos? La repuesta puede tener inclinaciones sociales, legales y hasta psicológicas, pero indiscutiblemente hay un elemento básico, en tal país cualquier persona tiene un arsenal de eventos maliciosos dentro de sus conciencias. 

Sin duda alguna, estos eventos son frecuentes en jóvenes que se sienten excluidos y se encuentran en el fácil acceso de las armas, siendo esta también una forma de descargar su ira contra la humanidad. Si a esto se le suman experiencias de maltrato verbal, físico, y los desequilibrios mentales, estas personas, que por lo general son adolescentes o adultos jóvenes, no aguantan fácilmente presiones extremas y terminan desencadenando estos sucesos sicóticos. 

Y es que las cifras sobre trastornos mentales en EE.UU son altamente desalentadoras. Según datos del Departamento de Salud y Servicios Humanos del país norteamericano, la esquizofrenia afecta a más de 2 millones de personas al año. Y otros padecimientos mentales afectan a cerca de un 3% de los adultos mayores, pero solo un cuarto de los afectados recibe el tratamiento adecuado. 

Antecedentes 

En el estado de Oklahoma Adacia Avery Chambers, de 25 años de edad, fue detenida por Salud Mental de Oklahoma. Pero ¿Que pasó para que ella estuviese en este caso?, según los informes, los testigos vieron a Chambers manejar un 2014 Hyundai Elantra a través de la intersección de las carreteras N Boomer y W McElroy en un semáforo en rojo, según la declaración jurada. El vehículo procedió entonces al sur en North Main Street, donde, según los informes, Chambers trató de conducir por una barricada de tráfico que se posicionaba para detener el tráfico hacia el sur en la intersección de Connell Avenue y la calle principal, pero golpeó la barricada y la empujó a un lado. 

El coche pasó entre la multitud, golpeó a varias personas, y luego viró suroeste donde golpeó a más personas a lo largo del borde oeste de la intersección antes de detenerse en la esquina suroeste de la intersección. Este suceso alarmó a los habitantes del estado Oklahoma debido a que el vehículo manejado por Chambers acabó con la vida de tres persona y un infante, además causó serios daños a 51 personas más. 

A pesar de que la salud mental de Chambers está en cuestión, ha sido acusada como responsable de estos homicidios y enfrentará ante una corte los cargos formulados en su contra, según la ordenanza del Juez correspondiente a este caso. 

 

Ante tantos actos de violencia llevados a cabo en cines, domicilios, escuelas, desfiles Etc. por personas que padecen de problemas mentales y que no deberían tener acceso a armas ni estar frente a un vehículo, es hora que legisladores creen leyes drásticas a nivel nacional y estatal para proteger a los ciudadanos y evitar mas trágicos sucesos que lamentar.

 

El envestimiento de Adacia Chambers en un desfile de OSU dejó 4 muertos y más de 60 heridos. 

 

El envestimiento de Adacia Chambers en un desfile de OSU dejó 4 muertos y más de 60 heridos. 


Impreso el 2015-12-03