¿Quién quiere ser un pacificador? Un pacificador en un matrimonio generalmente es el que tiene que tragarse su orgullo. ¿Quién quiere decir: "Tienes razón y yo estoy equivocado", para mantener la paz en un matrimonio? Un pacificador entre los vecinos es el que tiene que rastrillar más, trabajar más con la pala, y aportar más. ¿Quién realmente quiere hacer eso para mantener la paz entre vecinos? ¡Ser pacificador puede ser un dolor de cabeza! 

 

Y sin embargo, Jesús da la bendición de la felicidad a los pacificadores. Jesús puede decirlo desde su propia experiencia. Él estaba feliz de traer su paz a este mundo. Después de todo, él es el Príncipe de Paz. Esto describe correctamente a Jesús porque él hizo la paz entre Dios y todas las personas del mundo. 

 

¡Hablando de dolor de cabeza! No fue fácil. Él tuvo que resistir la tentación, tuvo que resistir el impulso de devolver el golpe, tuvo que poner primero a los demás, tuvo que caminar el kilómetro de más, tuvo que sufrir, y finalmente tuvo que morir. Y todos estos sacrificios fueron necesarios para establecer la paz entre su Padre y el mundo. Jesús fue un pacificador exitoso, y estuvo feliz de hacerlo. ¡Y usted también puede estar feliz de que lo hizo! 

 

Ser un pacificador no es fácil. No lo fue para Jesús, ni lo será tampoco para usted. No es fácil ser el pacificador entre hermanos en disputa. No es fácil ser el pacificador entre vecinos disgustados. No es fácil ser el pacificador en un matrimonio beligerante. No es fácil ser el pacificador cuando hay rencillas. No es fácil ser el pacificador cuando eso involucra decir "lo siento". Pero Jesús nunca dijo que iba a ser fácil. Sin embargo él dijo que bendecirá sus esfuerzos pacificadores. Sólo dé un vistazo a todas las bendiciones adjuntas a la pacificación de Jesús: perdón, gozo, y paz, sólo por nombrar unos pocos.

 

¿Cómo puedo ser feliz si no impongo mis intereses? Ese es el punto. La verdadera felicidad viene cuando usted impone intereses: los de Dios. Ser pacificador es ser un reflejo de Jesús. Ser pacificador es llevar al mundo la paz que Jesús le ha dado a usted. ¡Y no hay un gozo más grande que ese!

 

Impreso el 2011-10-01