Share |

La medida que requiere toda persona compre seguro médico en Estados Unidos se mantiene en ley de reforma de salud.

Decidieron tras breve reunión.

La Corte Suprema ratificó el 28 de junio la ley de salud del presidente Obama, la cual establece que la mayoría de los estadounidenses tengan seguro médico. La medida que requiere toda persona compre seguro médico en Estados Unidos se mantiene en ley de reforma de salud.

La máxima instancia judicial sentenció que el llamado “mandato individual” no es constitucional bajo la ley de Comercio, como había argumentado el Gobierno, pero sí puede serlo bajo la ley fiscal.

“Nuestro precedente demuestra que el Congreso tiene el poder de imponer (del mandato individual) bajo su facultad impositiva y esa sección no debe leerse más que otra cosa que un impuesto. Esto es suficiente para sostenerla”, señaló el fallo.

Un grupo conformado por nueve personas, —tres mujeres y seis hombres; tres judíos y seis católicos; cuatro demócratas y cinco republicanos—, emitieron su dictamen, tras una reunión de alrededor de 45 minutos, sobre la constitucionalidad de la reforma sanitaria de EU, informó El Mundo.

El jefe del Supremo, John Roberts, inclinó la balanza, 5 a 4, para que el llamado “mandato individual” siga adelante, aunque el Congreso deberá revisar su aplicación concreta.

Roberts, designado por el expresidente George W. Bush, se sumó así a los magistrados liberales Ruth Ginsburg, Stephen Breyer, Elena Kagan y la hispana Sonia Sotomayor para darle una victoria a Obama en lo que es visto como el mayor logro legislativo de su presidencia.

La sentencia mantiene viva la importante reforma de salud impulsada por  el presidente Obama en sus puntos clave y tan sólo obliga a determinados ajustes, según los expertos.

Gran victoria politica para Obama

La sentencia representa una victoria crucial para el partido demócrata y el gobierno de Obama, pues se jugaba en esta decisión parte de su reelección. Tendrá un impacto decisivo en la carrera presidencial, muy reñida entre Obama y su rival republicano, Mitt Romney.

Para el presidente, esta decisión reivindica su logro legislativo más significativo.

Ley de salud

La decisión decidió la suerte de una reforma que busca extender la cobertura médica a 32 millones de personas sin seguro y además que modifica una buena parte de la economía estadounidense, del orden 17% del PIB, según algunos expertos.

La reforma obliga a los estadounidenses a contratar a partir de 2014 un seguro médico, algo que abarataría un sistema que no provee cuidado de salud pública a todos sus ciudadanos pero cuyos hospitales están obligados a atender a todo el mundo aunque no dispongan de ningún tipo de cobertura.

La reforma obliga además a las compañías de seguros a aceptar a cualquier persona que tenga problemas de salud, e instituye chequeos obligatorios a cargo de las compañías para ciertas dolencias.

“Creo que es bueno que más de tres millones de jóvenes puedan seguir inscritos en el seguro médico de sus padres”, reivindicó el martes el presidente Obama, al recordar otro punto clave de la ley.

“Y creo que es bueno que todo el mundo en este país pueda gozar de una cobertura médica decente, sin arruinarse, cuando están enfermos”, añadió.

También conlleva la expansión del sistema de salud pública-privada para la tercera edad, Medicare. Las aseguradoras además deberán proveer asistencia médica a los menores de 26 años que vivan con sus padres.



  • [9 Fotografias]

  • [6 Fotografias]

  • [6 Fotografias]

  • [8 Fotografias]

  • [5 Fotografias]