Share |

Foto: Juanita Martínez Gómez siendo esposada el jueves 11 de enero después de ser declarada culpable del asesinato de su hija.


OKLAHOMA CITY.- Tomó, solamente 20 minutos, a los miembros del jurado del Condado de Oklahoma para encontrar a Juanita Martínez Gómez, de 51 años, culpable de matar a Geneva Gomez, de 33 años. 

Luego, el jurado eligió cadena perpetua sin posibilidad de libertad condicional como castigo. Juanita Gómez no mostró emoción durante el juicio. 

“Creemos que fue un veredicto justo. Fue un asesinato increíblemente atroz. La víctima sufrió bastante antes de que su vida se terminara”, dijo la subsecretaria de distrito Suzanne Lavenue a periodistas después. “La escena del crimen fue horrible. Era obvio que había habido una gran lucha en toda la casa”. 

Juanita Gómez dijo a la policía que golpeó repetidamente a su hija y forzó un crucifijo y un medallón religioso en su garganta porque estaba poseída por el demonio, según los investigadores. 

La víctima tenía heridas punzantes en la garganta y le habían arrancado el pelo. Ella murió de un trauma de fuerza contundente en la cara y la cabeza, según el médico forense del estado. 

“Golpeó a su hija una y otra vez”, le dijo Lavenue al jurado durante los argumentos finales. “Geneva Gomez estaba luchando por su vida”. 

Los fiscales alegaron que el asesinato ocurrió el 27 de agosto de 2016. Ese día, su novio encontró a Geneva Gomez dentro de la casa de la madre. 

“No se podía reconocer su rostro en absoluto”, testificó el novio durante el juicio. 

La víctima estaba ensangrentada, golpeada y tirada en el piso con los brazos extendidos, su cuerpo en forma de cruz, según el testimonio. Un gran crucifijo de madera también había sido colocado en su cofre. 

Un crucifijo más pequeño, un rosario y un medallón habían sido colocados dentro de la garganta de la víctima. Aparentemente, los artículos fueron colocados allí después de su muerte, según el testimonio. 

Lavenue dijo que cree que Juanita Gómez podría haber organizado el exorcismo para hacer creer a las autoridades que tenía una enfermedad mental o que estaba loca. El fiscal también describió el comportamiento de Juanita Gómez después del asesinato como “desquiciado”.

 

 

 

 

 



  • [6 Fotografias]

  • [4 Fotografias]

  • [9 Fotografias]

  • [5 Fotografias]

  • [6 Fotografias]

  • [6 Fotografias]

  • [10 Fotografias]

  • [6 Fotografias]

  • [4 Fotografias]

  • [4 Fotografias]