Share |

El presidente estadunidense Donald Trump reanudó sus críticas contra las ciudades santuario en Estados Unidos, que a su juicio ponen en riesgo la seguridad de los ciudadanos, y llamó al Congreso a aprobar disposiciones más severas contra la migración en el nuevo presupuesto. 

En un mensaje distribuido por la Casa Blanca, Trump expresó que “en las ciudades santuario, los estadunidenses inocentes están a merced de los extranjeros delincuentes, porque los funcionarios estatales y locales desafían a las autoridades federales y obstaculizan la aplicación de nuestras leyes”. 

Apuntó que las ciudades santuario, aquellas que se niegan a compartir información sobre inmigrantes indocumentados con el gobierno federal, “no son buenas” porque prefieren proteger a extranjeros que a los ciudadanos estadunidenses. 

El mandatario recordó el caso del mexicano José Inés García Zárate, un inmigrante indocumentado que fue absuelto la semana pasada en San Francisco, una ciudad santuario, de cargos de asesinato y homicidio. 

Trump fustigó a los legisladores que rechazan endurecer disposiciones migratorias y al mismo tiempo buscan un acuerdo para reemplazar el programa conocido como DACA, sobre deportaciones diferidas a quienes llegaron en la niñez a este país, cuyos beneficiarios son conocidos como ‘dreamers’ o soñadores. 

“Los demócratas en el Congreso no solo se oponen a nuestros esfuerzos para detener la inmigración ilegal y tomar medidas enérgicas contra las ciudades santuario: ahora exigen la amnistía como condición para financiar al gobierno”, afirmó el presidente. 

Varios legisladores republicanos han expresado su apoyo a esta legislación, a cambio de endurecer otras políticas contra inmigrantes indocumentados y de obtener financiamiento para erigir el muro fronterizo con México. 



  • [4 Fotografias]

  • [9 Fotografias]

  • [5 Fotografias]

  • [6 Fotografias]

  • [6 Fotografias]

  • [10 Fotografias]

  • [6 Fotografias]

  • [4 Fotografias]

  • [4 Fotografias]

  • [6 Fotografias]