Share |

Una lectora de palmas de la ciudad de Oklahoma acusada de adivinar la suerte por una tarifa, se declaró culpable en caso poco común. 

Sonia Lisa Marks, de 53 años, admitió que “hizo una buena fortuna y obtuvo dinero por ello”. Adivinar la suerte por una tarifa ha sido ilegal en Oklahoma desde 1915, pero la ley rara vez se aplica. 

Marks fue acusada el año pasado en el Tribunal de Distrito del Condado de Oklahoma, acusada de operar ilegalmente los servicios “Sra. Maples Psychic Reader” en la 4445 SW 33. La cuentera se declaró culpable el martes 17 de octubre de obtener dinero con falsas pretensiones y con la ofensa de adivinadora, ambos delitos menores. 

Como parte de un acuerdo de culpabilidad, Marks fue sentenciado a 18 meses de libertad condicional. También se le ordenó pagar $ 100 en multas y $ 345 en restitución al Departamento de Policía de Oklahoma City. 

En agosto de 2016, una oficial de policía encubierta fue al negocio de la adivinadora y pagó $60 por una lectura de las cartas, palma y el tarot, informó la policía, en una declaración juramentada del tribunal. Marks le dijo a la funcionaria que tendría mellizos, según la declaración juramentada. La lectura completa duró unos seis minutos, informó la policía. 

Un par de días más tarde, una detective encubierta pagó $80 por una lectura de “tarot y psíquica completa”, informó la policía. Marks le dijo a la detective que se reuniría con “el hombre correcto” en octubre de 2016. Después de la lectura, Marks le dijo a la detective “que no sería feliz hasta que le limpiaran el aura” por $ 125 más, según la declaración jurada. 

Después de pagar, la detective le contó a Marks una historia ficticia sobre conocer a un hombre, informó la policía. Marks dijo: “Él es el indicado” y se ofreció a confirmar que el hombre era el alma gemela de la detective por $ 80 adicionales, informó la policía. 

Marks fue arrestada y acusada más tarde. 

La ley de Oklahoma establece que es un delito menor fingir o declarar fortuna por un cargo o recibir cualquier regalo o donación. El máximo castigo por la adivinación es seis meses en la cárcel y una multa de $ 500. Al menos otra persona ha sido procesada en el condado de Oklahoma desde 1992, según los registros. 

El abogado defensor Scott Adams dijo que Marks fue “atacado” debido a su pasado. 

En 1994, Marks dejó Ohio luego de ser acusada de delitos de robo, según los registros. Ella fue acusada de estafar a una docena de clientes por un millón de dólares, según las noticias. 

A fines de 2014, Marks fue arrestada en Oklahoma City y extraditado a Ohio. Ella fue declarada culpable de delitos de robo en 2015 en Ohio, según los registros. La policía de Oklahoma City informó que se le ordenó pagar $ 187,000 en restitución. 

Marks luego regresó a Oklahoma City. Durante una visita de un oficial de libertad condicional en julio de 2016, el negocio de adivinación fue descubierto en el garaje convertido de su casa, informó la policía. 

Adams dijo que Marks no desea regresar al negocio de adivina y está lista para dejar esto atrás. 

“Ella está feliz con el resultado. Ella quiere seguir con su vida “, dijo el abogado defensor. 

Cabe mencionarse que en Oklahoma City operan varios adivinos de la suerte, lectores de cartas y psíquicos que hasta anuncian en la televisión y radios y que prometen mostrar la cara de sus enemigos y resolverles todos sus problemas. El público debe saber que esta actividad es ilegal y que no deben acudir a esos adivinos porque son estafadores y nada más.



  • [5 Fotografias]

  • [6 Fotografias]

  • [6 Fotografias]

  • [10 Fotografias]

  • [6 Fotografias]

  • [4 Fotografias]

  • [4 Fotografias]

  • [6 Fotografias]

  • [5 Fotografias]

  • [4 Fotografias]