Share |

Vengan, cantemos con júbilo al SEÑOR; aclamemos a la roca de nuestra salvación. 

Lleguemos ante él con acción de gracias, aclamémosle con cánticos. - Salmo 95:1-2 

Holy Cross Evangelical Lutheran Church 

1441 Lincolnshire Rd. 

A muchos de nosotros nos gusta cantar. Aún si no queremos cantar en público, cuando estamos solos, muchas veces cantamos en el carro o en la casa, cuando escuchamos nuestras canciones favoritas. 

Nos gusta cantar por muchas razones: alegría, amor, tristeza, y aún algunas veces por temor. 

Nuestra mejor razón para cantar está dada en el versículo de la Biblia: “Aclamemos a la roca de nuestra salvación.” 

Vivimos en tiempos cambiantes. Cambio significa incertidumbre. Cultura, el futuro, seguridad, economía, trabajo, política, familia. Todas esas son experiencias de la vida que nos traen muchos cambios que nos hacen sentir incómodos. En este mar de cambios, siempre podemos depender de la inmutable Roca de nuestra salvación. 

Salvación es la palabra de la Biblia para describir la manera como Dios nos rescata de las consecuencias que recibiríamos por causa de nuestros pecados. No le damos a Dios el respeto del que él es digno. Cuestionamos la manera como Dios nos trata a nosotros y al mundo. No le damos a Dios el amor que él se merece. Él aparece en el segundo, o tercer, o cuatrocientos cuarentavo lugar en nuestra lista de quienes amamos. Nuestras acciones y actitud acumulan un montón de problemas para nosotros. Dios debe rechazarnos y castigarnos. 

Pero en lugar de darnos lo que merecemos, la Roca de nuestra salvación nos ha rescatado. Dios en su gran amor escogió rescatarnos al enviar a su Hijo a sufrir las consecuencias del pecado en lugar de nosotros. Dios nunca nos castigará por nuestros pecados porque él ya castigó a Jesús por ellos. Las elecciones y acciones de Dios son historia inmutable. Nuestra Roca de la salvación no modificará su posición ni cambiará su decisión. Él nos ha rescatado de nuestros pecados. ¡Este hecho sobrepasará la existencia del universo! 

Por eso cantamos a la Roca de nuestra salvación. Cantamos de alegría porque Dios nos ha perdonado. Cantamos canciones sobre sus firmes promesas para alejar nuestros temores y sanar nuestros corazones heridos. Cantamos para expresar nuestro amor a Dios quien nunca dejará de amarnos. 

Sí, cante usted a la Roca de nuestra salvación. Si usted no está seguro qué cantar, o le gustaría tener compañía para cantar al Señor, venga y adore conjuntamente con nosotros. Hemos hallado consuelo verdadero y alegría genuina al cantar juntos las alabanzas a nuestro Señor.



  • [4 Fotografias]

  • [9 Fotografias]

  • [5 Fotografias]

  • [6 Fotografias]

  • [6 Fotografias]

  • [10 Fotografias]

  • [6 Fotografias]

  • [4 Fotografias]

  • [4 Fotografias]

  • [6 Fotografias]