Share |

La extorsión sexual a menores está al alza en todo Texas, y las autoridades aseguran que tal práctica es frecuente en esta frontera.

Los responsables son adultos que se hacen pasar por adolescentes en las redes sociales y convencen a menores de enviar fotos o videos en las que aparecen desnudos, para luego exigirles dinero bajo la amenaza de difundir tales fotos.

El Centro Nacional para Niños Desaparecidos y Explotados (NCMEC) alertó que la sexoextorsión contra menores aumenta a medida que se multiplican y popularizan las redes sociales y más menores cuentan con aparatos como teléfonos inteligentes.

“Cada vez recibimos más reportes de casos de menores involucrados en sexoextorsión en todo Texas. El Paso no se queda atrás. Todos los días hay decenas de menores convirtiéndose en víctimas de este crimen”, dijo Victoria Walker, portavoz de NCMEC.

NCMEC empezó a llevar un conteo de los casos de extorsión sexual desde el 2013 por medio de una “ciberlínea de denuncias” y determinó que el número de reportes está aumentando año con año. Tan sólo en el  2017 se ha presentado un incremento de 150 por ciento de casos en Texas, en comparación con años anteriores.

Los depredadores adultos conocen el lenguaje de los adolescentes y vigilan y se comunican con ellos por redes sociales. Su blanco favorito son las niñas.

“Esta modalidad de extorsión es relativamente nueva. Se solicitan imágenes sexuales y posteriormente estos amenazan con publicar el  material privado si no se cumplen sus demandas”, dijo Walker.

Tales casos de “extorsión sexual” constituyen un perturbador delito en línea, y el Departamento de Justicia ha dicho que es “por mucho” el mayor peligro que cada vez más acecha a los niños.

Carl Rusnok, portavoz de la Agencia de Control Migratorio y Aduanas (ICE) para Texas, dijo que los adultos estudian por un largo tiempo la forma de comunicarse de los adolescentes y niños con el propósito de ganarse su confianza y poder realizar la extorsión.

“Los menores son más vulnerables y caen con facilidad en las manos de profesionales. Ellos pueden ser atraídos fácilmente por parte de profesionales que saben cómo hacerlo”, dijo el portavoz de ICE.



Son depredadores ‘en serie’

De acuerdo a un reporte del Buró Federal de Investigaciones (FBI), los depredadores en línea utilizan fotos y nombres falsos, mienten sobre su edad en un intento por ganar la confianza de sus víctimas. Generalmente el delincuente típico que extorsiona sexualmente a menores tiene un promedio de 110 víctimas, la mayoría de las cuales no reportan estos casos a las autoridades.

El problema según Walker es que no siempre es fácil lograr que los niños denuncien los hechos. La mayoría de los menores víctimas en casos registrados en Texas tienen tanta vergüenza que no se atreven a denunciar el delito, revelan funcionarios.

Emily Hardt, del Children’s Advocacy Center of Texas, una agencia sin fines de lucro que coordina la investigación y procesamiento de casos de abuso infantil y brinda servicios de salud mental a las víctimas en cinco localidades en El Paso, dijo que los casos de extorsión sexual se ven cada semana y que en algunos los acosadores son también niños.

“Cada vez vemos más casos de este tipo. Y en la mayoría es muy difícil tan sólo que las víctimas hablen al respecto. Se sienten muy apenadas. Temen que sus casos se hagan públicos entre su entorno si lo cuenta a un terapista o a las autoridades”, dijo Hardt.



  • [4 Fotografias]

  • [9 Fotografias]

  • [5 Fotografias]

  • [6 Fotografias]

  • [6 Fotografias]

  • [10 Fotografias]

  • [6 Fotografias]

  • [4 Fotografias]

  • [4 Fotografias]

  • [6 Fotografias]