Share |

Somos hechura de Dios, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios dispuso de antemano a fin de que las pongamos en práctica. – Efesios 2:10 

Su vida es importante. Usted vive por una razón. Su vida tiene propósito. Sin propósito, la vida es aburrida y sin significado; con poco sentido de la importancia y valor de la vida. Tener la vida llena de propósito no es solo para las personas súper-exitosas y muy importantes. Dios no solo se interesa por las personas famosas quienes han alcanzado grandes hazañas o personas que están en altas posiciones de liderazgo, sino Dios se interesa por todos. Desde los niveles más altos hasta los más bajos, le ha declarado su amor al mundo. No hay duda, él le ama a usted y le da a su vida el verdadero propósito. Él hace todo esto, no porque usted lo merezca, sino solo por su gracia. 

Dios le demostró su gracia cuando él lo salvó a usted por medio de su Salvador, Jesucristo. La vida perfecta de Jesús ha sido regalada a usted. Él sufrió y murió como sustituto de usted. La resurrección de él significa que usted también resucitará de la muerte. Y debido a que él lo ha salvado a usted por toda la eternidad, la cosa más grande, ¿no tiene él también un gran propósito para usted en esta vida, la cosa menor? ¡Sí! Lo que es más, Dios dice que lo ha creado a usted para hacer lo que él ya ha planeado para usted. Con cada tarea y responsabilidad, Dios le ha dado propósito a su vida. 

Hay propósito en la mamá que cuida a su hijo recién nacido, y el padre que le enseña a su hijo a amarrarse los zapatos. Hay propósito en los hijos obedientes, tal como hay propósito para el soldado que obedece órdenes, el ciudadano que respeta las autoridades, y el empleado que va a trabajar. 

Aun su día normal tiene propósito, porque Dios lo ha equipado y llamado a usted a cada tarea de la vida. Él no pretende que la vida sea una mundana mediocridad. La vida no está segmentada en partes significativas e insignificantes. En cambio, Dios quiere que usted vea su propósito para usted, como la fibra tejida sin costuras en la tela de cada faceta de su vida. 

Usted tiene un importante propósito en la vida. Primeramente, es que usted conozca el amor de Dios a usted por medio de Jesús. Motivado por la gracia de Dios, usted voluntariamente puede seguir su guía en la vida, y servir amorosamente a las personas que él trae a su vida. ¡Eso es vivir con propósito verdadero! 



  • [5 Fotografias]

  • [6 Fotografias]

  • [6 Fotografias]

  • [10 Fotografias]

  • [6 Fotografias]

  • [4 Fotografias]

  • [4 Fotografias]

  • [6 Fotografias]

  • [5 Fotografias]

  • [4 Fotografias]