Share |

A días de celebrar su segundo aniversario de noviazgo, una joven recibió la noticia de que el auto que conducía tenía reporte de robo y que iba a ser detenida, pero al momento de su aprehensión el novio apareció y colocó en su dedo un anillo de compromiso. 

Lo señalado con anterioridad no es una broma, simplemente Stephen Smith, un operador de la Policía de Grapevine, en Texas, buscó algo novedoso para celebrar el segundo aniversario con su novia y con varias mentiras ‘piadosas’ le dijo a su novia Amanda Radican que iba a tener que trabajar ese día en la corporación. 

La pareja de novios ha ganado muchas de simpatías por esta peculiar forma de petición de matrimonio. 

El plan estaba muy bien hecho por el novio, que dejó su celular en la casa de la joven y al poco tiempo la llamó diciéndole que lo necesitaba; cuando en realidad era todo parte de una historia que iban a escribir la pareja para toda la vida. 

Posteriormente, el operador de la Policía comenzó a monitorear el aparato a través de la aplicación ‘Encuentra mi teléfono’ de iPhone para conocer el paradero exacto de su novia. 

 



  • [6 Fotografias]

  • [6 Fotografias]

  • [10 Fotografias]

  • [6 Fotografias]

  • [4 Fotografias]

  • [4 Fotografias]

  • [6 Fotografias]

  • [5 Fotografias]

  • [4 Fotografias]

  • [4 Fotografias]