Share |

Una sombra se ha posado encima del Sr. Presidente Donald Trump por sospechas de permitir a agencias rusas de cometer espionaje en contra de la candidata contendora en la pasada elección presidencial, Hillary Clinton. 

Al cargo mencionado de espionaje e interferencia extranjera en asuntos internos de los Estados Unidos por un gobierno extranjero se suma el cargo de obstrucción de la justicia. 

Y es que hay suficiente información sobre la interferencia de Rusia en la campaña presidencial porque mucha información privada de la candidata Clinton se filtró a los medios de comunicación y a los jefes de campaña de Trump, tales como los miles de textos que supuestamente contenían información clasificada que la Candidata Clinton y que habían sido había borrados, así como información negativa de la candidata en el asunto Bengazi cuando ella fue Secretaria de Estado. 

Por supuesto que la información divulgada por el partido Republicano con la ayuda de hackers Rusos tuvo una negativa y adversa influencia en los votantes que favorecían a la candidata Clinton. 

Hoy que la pelota está en el lado opuesto de la cancha y el fuego parece envolver al candidato Trump, quien se cree que es omnipotente y que está por encima de la ley, las cosas han cambiado porque el nuevo encargado de la investigación ex el ex director del FBI, Robert Muller y ya se encuentra investigando el porqué el Presidente pidió quedarse a solas con Director del FBI, James B. Comey; porqué le pidió lealtad a su persona?; porque le pidió que deje de investigar a su ex Consejero de seguridad y jefe de campaña, Michael Flynn?, y porque lo despidió inmediatamente después de estos incidentes?. 

En realidad parece que a los legisladores Republicanos y a los estadounidenses que votaron el prepotente y arrogante candidato Trump no les interesa que la verdad salga a relucir, pero a los legisladores Demócratas y a millares de conscientes americanos si les interesa que se aclaren todos los pormenores de este acto delictivo, porque no se puede permitir que un grupo de delincuentes Rusos controlen y elijan a los presidentes de Estados Unidos. 

De comprobarse que el Presidente Donald Trump y miembros de su gobierno tuvieron conocimiento y participaron en el encubrimiento de la participación de miembros del gobierno Ruso en este acto bochornoso en la historia Americana, el Congreso debe, inmediatamente, juzgar al Presidente Trump por traición a la patria y por obstrucción de la justicia; además debe, inmediatamente, destituirlo y meterlo preso junto a los demás delincuentes como como Michael Flynn y el Procurador General de la nación, Jeff Sessions.



  • [6 Fotografias]

  • [6 Fotografias]

  • [10 Fotografias]

  • [6 Fotografias]

  • [4 Fotografias]

  • [4 Fotografias]

  • [6 Fotografias]

  • [5 Fotografias]

  • [4 Fotografias]

  • [4 Fotografias]