Share |

Cuales son algunos cuidados principales que debe tomar en cuenta la mujer para mantenerse saludable con el paso del tiempo: 

Alimentación saludable y balanceada: es importante tener una dieta balanceada que incluya alimentos de los principales grupos: frutas, verduras, cereales integrales, lácteos bajos en grasa, proteínas magras, semillas y grasas saludables. 

Para continuar comiendo de manera saludable, es recomendable que la rutina se adapte a su gusto, estilo de vida y presupuesto. 

Hacer ejercicio: se recomienda realizar una rutina de ejercicios que incluya actividad aeróbica (al menos dos horas y media de actividad moderada por semana) y ejercicios de tonificación muscular o fuerza (ej. pesas), al menos dos veces por semana. El ejercicio fortalece los huesos y músculos, disminuye el riesgo de enfermedad coronaria, ayuda con el manejo del estrés y a controlar su peso. 

Mantener un peso adecuado: Es importante mantener un peso adecuado. El tener un peso para su talla (índice de masa corporal) mayor a lo indicado, la hace más propensa a que tenga: sangrados menstruales irregualres, problemas de colesterol y triglicéridos, presión arterial elevada, diabetes, problemas de piedras en la vesícula y ciertos tipos de cáncer. 

No fumar: Según las estadísticas de salud, la gente que fuma es más propensa a desarrollar enfermedades y morir antes que la gente que no lo hace. El tabaco es adictivo por lo cual no es fácil dejar de fumar si ya lo hace, pero si es importante ir paso a paso dejando un hábito que le perjudica. 

Si toma alcohol, hacerlo con moderación: El consumo menor a 25 g por día de alcohol, se ha encontrado ser un efecto protector para padecer enfermedad coronaria. Al contrario, el consumo de más de 25 g por día de alcohol conlleva un riesgo mayor de padecer cáncer de la cavidad oral, esófago, laringe, hipertensión, cirrosis, pancreatitis y lesiones por accidentes. Se ha sugerido también que su consumo elevado puede ser un factor de riesgo para padecer cáncer de mama, colon, recto e hígado. 

Chequeo médico: Debe realizarse un chequeo médico general anual, exámenes de laboratorio, y otros exámenes según su riesgo de padecer una enfermedad y su edad. (ej. tamizaje cáncer de colon, cáncer gástrico). 

La primer visita al ginecólogo, para detección temprana, prevención de enfermedades, y orientación reproductiva, debe ser entre los 13 y 15 años. Esta primer visita no incluye por lo general un examen pélvico. Debe incluirse un examen de papanicolau anual, un año después de la primer relación sexual o después de los 21 años de edad, un examen pélvico anual si corresponde, el examen clínico de mamas, y mamografía anual después de los 40 años. 

Entre las principales causas de diagnóstico de enfermedades graves no curables, está el no detectarlas a tiempo, y esto por no acudir a su chequeo anual de rutina. 

Manejo del estrés: Se debe procurar tener un buen manejo del estrés. En respuesta al estrés el organismo incrementa la cantidad de adrenalina y cortisol, preparándonos una situación de alarma, cambiando sustancias químicas de nuestro cuerpo. Si esto se convierte en un estado frecuente, altera las funciones corporales puede causar problemas para dormir, enfemedades cardíacas, problemas digestivos, obesidad y alteración de la memoria entre otros.



  • [6 Fotografias]

  • [6 Fotografias]

  • [10 Fotografias]

  • [6 Fotografias]

  • [4 Fotografias]

  • [4 Fotografias]

  • [6 Fotografias]

  • [5 Fotografias]

  • [4 Fotografias]

  • [4 Fotografias]