Share |

http://academiacristo.com/acerca-academia-cristo.htm (Para Estudios) 

www.cristopalabradevida.com (Para devociones) 

Todo lo que se escribió en el pasado se escribió para enseñarnos, a fin de que, alentados por las Escrituras, perseveremos en mantener nuestra esperanza. - Romanos 15:4 

 

Cada libro tiene un propósito. Sea un libro de cocina, un libro de música, un libro de historia, una novela, un libro de ciencia, una biografía, o aún un libro chistoso, cada libro tiene una razón. ¿Entonces cuál es el propósito del libro más vendido en el mundo, la Biblia? 

La Biblia imparte sabiduría, y ha sido utilizada en muchos lugares durante varias épocas como un libro básico de educación. Aunque eso es útil, ese no es el verdadero propósito de la Biblia. 

La Biblia proclama la ley natural del Creador para sus criaturas. Guiada por sus directivas, la gente puede vivir productiva y felizmente, preocupándose por los demás. Aunque esto es muy beneficioso, este no es el verdadero propósito de la Biblia. 

Muchos afirman que la Biblia nos enseña cómo vivir de acuerdo con los mandamientos de Dios, de tal manera que podamos ganar su favor. Este común mal entendimiento, ciertamente no es el propósito de la Biblia. Por el contrario, la Biblia claramente afirma y demuestra que no podemos pretender guardar los mandamientos de Dios para ganar su favor para salvación. 

La respuesta de Dios a este dilema, es el propósito VERDADERO de la Biblia. Dios, de acuerdo con su plan eterno, envió a su propio perfecto Hijo, Jesús, para que viviera en obediencia a todos los mandamientos de Dios, y para que sufriera el castigo de todos nuestros pecados contra los mandamientos de Dios por medio de su muerte en la cruz. ¡Jesús obtuvo el favor de Dios para todos nosotros! 

El apóstol Pablo escribió: “Todo lo que se escribió en el pasado se escribió para enseñarnos, a fin de que, alentados por las Escrituras, perseveremos en mantener nuestra esperanza.” 

Justo antes de este versículo, Pabló citó de lo que se había escrito en el pasado, alrededor de mil años antes de que Jesús naciera: “Sobre mí han recaído los insultos de tus detractores” (Salmo 69:9). Pablo enseña que este versículo del Salmo habla de Jesucristo, quien no vino a agradarse a él mismo, sino que vino a hacer la voluntad de su Padre. Jesús voluntariamente llevó la hostilidad de todas las personas contra Dios, y por eso sufrió y murió. 

Este es el sorprendente propósito de la Biblia. Nos dirige a Jesús y describe en detalle su obra de salvación. Es la Palabra de Dios. Es su plan eterno de salvación para los pecadores. Esto es lo que verdaderamente nos enseña, nos anima, nos concede perseverancia y esperanza. Este es el propósito de la Biblia: mostrarles a los pecadores su salvación sólo en Jesucristo. ¡Tan grande es el amor de Dios a nosotros!



  • [6 Fotografias]

  • [10 Fotografias]

  • [6 Fotografias]

  • [4 Fotografias]

  • [4 Fotografias]

  • [6 Fotografias]

  • [5 Fotografias]

  • [4 Fotografias]

  • [4 Fotografias]

  • [4 Fotografias]