Share |

 ¿Qué es la felicidad? ¿Existe un concepto universal? La respuesta es no. Y aunque todas las personas coincidimos en esa necesidad de alcanzarla, el camino para llegar hasta ella es completamente diferente. 

¿Quieres descubrir qué es lo que te hace feliz a ti? Te ofrecemos una serie de consejos que te ayudarán a lograr 

tu objetivo: 

Nadie puede decidir sobre tu felicidad - Generalmente leerás en muchos sitios y oirás a muchas personas hablar sobre lo que hay que hacer para ser feliz, como si éstos supieran qué es lo mejor para cada persona. Este tipo de pautas pueden llevarte a todo lo contrario: a la frustración, a la tristeza y a la impotencia. Te dicen cosas como: “Para ser feliz hay que viajar”, “trabaja en algo que te apasione”, “refuerza tus lazos de amistad y familiares”… Y aunque estas pautas tienen mucho sentido, si las interiorizas como norma o deber, pueden causarte un serio problema. 

Escucha a tu voz interior - Nadie te conoce mejor que tú mismo, es por eso, que tienes que indagar en tu interior sobre qué es lo que quieres. Crea un lazo entre lo que piensas, sientes y haces, y que todo ello actúe en congruencia y sintonía. La no-felicidad llega cuando haces algo que no sientes, cuando dejas de lado tu voz interior y respondes a lo que deberías hacer, en vez de a lo que quieres. 

Sé paciente contigo mismo - Tomar conciencia y entrar en contacto con lo que te hace feliz, desde un punto genuino y sin juicio, no siempre es fácil. Es normal que muchas veces no sepas identificar lo que sientes, y mucho menos, ubicarlo en el cuerpo. ¿Qué quiere decir esto? Que lo intentes, que pruebes, que seas paciente y cariñoso contigo mismo. La toma de conciencia te ayudará a darte cuenta poco a poco de qué es lo que quieres y qué te hace feliz. 

Aprende a reconocer esos instantes de bienestar - Reconocer lo que sientes, te ayudará a identificar esos momentos de tu vida que te hacen feliz, y por lo tanto, a buscar más momentos como esos. La única persona que tiene la clave para la felicidad eres tú mismo. Escucha lo que puede ser mejor para ti y elige las cosas que te generan satisfacción. Párate un momento y pregúntate: ¿Qué sientes al verte en esta situación? ¿Qué te genera al cuerpo? ¿Tienes tensión o relajación? Y lo más importante, ¿lo haces por y para ti, o lo haces para complacer a otros sobre lo que se supone que deberías hacer para ser feliz? 

Practica este ejercicio - Te proponemos algo, un ejercicio sencillo para ayudaros a escucharos y a acercaros un poco más a vosotros mismos. Recuerda un momento feliz. Imagina todas las circunstancias que lo rodeaban, las personas que estaban contigo, todo lo que estaba pasando y detente para sentir toda esa felicidad. A continuación, localiza en qué parte del cuerpo la sientes. Ahora ya estás preparado para revivir esa placentera sensación, cuando y donde quieras.



  • [4 Fotografias]

  • [4 Fotografias]

  • [6 Fotografias]

  • [5 Fotografias]

  • [4 Fotografias]

  • [4 Fotografias]

  • [4 Fotografias]

  • [6 Fotografias]

  • [5 Fotografias]

  • [5 Fotografias]