Share |

Miles de fieles católicos celebraron hoy en Nicaragua el tradicional viacrucis penitencial, que rememora las últimas horas de Jesucristo antes de ser crucificado, conocidas como la “pasión de Cristo”.

Los creyentes católicos realizaron procesiones o versiones dramatizadas de la “pasión de Cristo” en los distintos municipios de Nicaragua.

En Managua el viacrucis fue encabezado por el cardenal Leopoldo Brenes, quien se vistió de rojo y blanco, colores que recuerdan la realeza de Cristo y la sangre que derramó durante su “pasión”, así como el tiempo de pascua.

“Muchos sacerdotes en las parroquias están celebrando este santo ejercicio que viene a fortalecer nuestra fe y nuestro amor a Jesús”, dijo Brenes durante el recorrido.

Los católicos acudieron en familia a los viacrucis, que se desarrollan en los 153 municipios de Nicaragua.

Como es tradición, hubo personas que pagaron promesas al vestir a sus hijos con trajes de época, leer pasajes de la Biblia, marchar de rodillas, o con una venda en los ojos.

“No hay duda (de) que vemos la cantidad de personas que está asistiendo a los templos para vivir en oración”, comentó el cardenal.

Con un 58,5 % de feligreses, la iglesia católica es la más seguida en Nicaragua.



  • [6 Fotografias]

  • [10 Fotografias]

  • [6 Fotografias]

  • [4 Fotografias]

  • [4 Fotografias]

  • [6 Fotografias]

  • [5 Fotografias]

  • [4 Fotografias]

  • [4 Fotografias]

  • [4 Fotografias]