Share |

 

 

Estados Unidos puso fin a la larga espera de proclamarse campeón del Clásico Mundial de Beisbol al derrotar en la final 8-0 a Puerto Rico, en el Dodger Stadium de Los Angeles. 

Con una gran actuación del pitcher Marcus Stroman, Estados Unidos obtuvo su primer título en el Clásico Mundial de Beisbol y lo hizo tras apalear 8-0 a Puerto Rico. 

En el duelo por el título, celebrado en el Dodger Stadium y ante más de 51 mil espectadores, el equipo de las “barras y las estrellas” conquistó su primer título, además de frustrar el sueño puertorriqueño, que perdió la final por segundo clásico en fila. 

Stroman, quien fue premiado como el Jugador Más Valioso, estuvo intratable en los primeros seis rollos, pues fue hasta el séptimo cuando permitió el primer hit de la noche para la novena de Puerto Rico. Terminó con una base por bolas y tres ponches. 

La gran actuación del serpentinero de los Azulejos de Toronto estuvo cobijada por sus compañeros a la ofensiva, como Ian Kinsler, quien conectó cuadrangular en el tercer inning para poner la pizarra 2-0 con carrera de Jonathan Lucroy. 

En la quinta entrada Christian Yelich y Andrew McCutchen ampliaron la ventaja para Estados Unidos, equipo que sentenció en la séptima el resultado con tres más, y en la octava entrada anotaron la última carrera para sellar la histórica victoria. 

Además de Kinsler, quien impulsó y logró dos carreras, destacaron Nolan Arredondo, que se fue de 5-2 con dos anotaciones, mientras que McCutchen se fue de 4-2, impulsó dos y logró una. 

Por Puerto Rico, el pitcher perdedor fue el abridor Seth Lugo, quien en cuatro entradas permitió cinco imparables y cuatro carreras.



  • [4 Fotografias]

  • [4 Fotografias]

  • [6 Fotografias]

  • [5 Fotografias]

  • [4 Fotografias]

  • [4 Fotografias]

  • [4 Fotografias]

  • [6 Fotografias]

  • [5 Fotografias]

  • [5 Fotografias]