Share |

El presidente francés, François Hollande, no logró hoy disipar el escepticismo de su homólogo de EE.UU., Barack Obama, respecto a una posible coordinación con Rusia para combatir al Estado Islámico (EI), un objetivo que el líder estadounidense condicionó a un "giro estratégico" previo de Moscú.

En una reunión en la Casa Blanca, Obama y Hollande decidieron "intensificar" sus ataques contra el EI en Irak y Siria para "retomar territorios clave en ambos países", además de combatir la financiación de los yihadistas y compartir mejor su información de inteligencia, en palabras del mandatario francés.

Hollande visitó Washington dentro de la maratón diplomática que ha emprendido tras los ataques terroristas del 13 de noviembre en París, para conseguir que las coaliciones que actualmente dirigen Estados Unidos y Rusia en Siria se conviertan en una única.

La respuesta que recibió de Obama no fue distinta a la que el mandatario ha expresado en las últimas semanas: será "difícil" cooperar mientras Rusia no cambie el objetivo de sus ataques en Siria, que según EE.UU. se dirigen mayoritariamente contra grupos opositores al líder sirio, Bachar al Asad.

"El presidente Hollande y yo estamos de acuerdo en que Rusia podría desempeñar un rol más constructivo si cambiara el enfoque de su estrategia para derrotar al EI", que ahora está "más centrada en fortalecer a Al Asad", afirmó Obama en una conferencia de prensa junto a Hollande en la Casa Blanca.

"Hasta que eso ocurra, es muy difícil (cooperar), porque si su prioridad es atacar a la oposición moderada que puede integrar en el futuro parte de un gobierno sirio incluyente, Rusia no va a tener nuestro apoyo ni el de varios otros miembros de la coalición" a la que pertenecen EE.UU. y Francia, añadió.

Obama describió a Rusia como una potencia que actúa en Siria "al margen" de la comunidad internacional, dado que mientras EE.UU. y Francia forman parte de una coalición de 65 países, Moscú "ahora mismo tiene una coalición de dos, Irán y Rusia, que apoyan a Al Asad".

El mandatario estadounidense confió en que Rusia emprenda un "giro estratégico" para centrarse de verdad en la lucha contra los yihadistas, porque "su cooperación sería enormemente útil para lograr una resolución de la guerra civil y permitirnos a todos centrar nuestra atención en el EI".

Hollande asumió ese mensaje y aseguró que lo trasladará al presidente ruso, Vladímir Putin, en la reunión que ambos mantendrán este jueves en Moscú.

"Le pediré al presidente Putin lo que ya he dicho varias veces a los rusos: que los ataques aéreos deben ser contra Dáesh (nombre alternativo del EI), contra el terrorismo", sostuvo Hollande.

"Necesitamos una respuesta conjunta, una respuesta conjunta implacable contra Dáesh. Y Francia y Estados Unidos están juntos para producir esa respuesta", afirmó.

El presidente francés subrayó que, aunque está comprometido a "intensificar" el combate contra el EI, Francia "no intervendrá militarmente sobre el terreno".

La visita de Hollande se vio complicada por la noticia del derribo de un avión ruso por parte de cazas turcos en la frontera sirio-turca, un incidente que Turquía atribuye a una violación de su espacio aéreo, algo que Moscú niega.

Obama dijo que ese incidente "apunta a un problema con las operaciones rusas" en Siria, porque los aviones rusos vuelan "muy cerca de la frontera turca", y destacó que Turquía "tiene derecho a defender su territorio y su espacio aéreo".

"Si Rusia dirige sus energías contra Dáesh, será más improbable que ocurran algunos de estos conflictos", opinó Obama, que instó a ambos países a prevenir una escalada de tensiones.

Por su parte, Hollande calificó de "suceso grave" el derribo del avión, e instó a elevar la "coordinación" en los ataques contra el EI en Siria para "prevenir cualquier escalada".

Aunque no logró un cambio en la posición de Obama sobre la coordinación con Rusia, Hollande se fue de Washington con el compromiso de una mayor sincronía bilateral en el combate al EI.

También se llevó un respaldo claro del presidente estadounidense a un objetivo clave de Francia: la implementación inmediata de un registro de datos de pasajeros (PNR, en inglés) para prevenir el flujo de combatientes extranjeros desde y hacia Siria.

"Insto a la UE (Unión Europea) a implementar finalmente el acuerdo que lleva tiempo negociando para requerir que las aerolíneas compartan información sobre los pasajeros", indicó Obama.

 

EFE



  • [6 Fotografias]

  • [4 Fotografias]

  • [4 Fotografias]

  • [6 Fotografias]

  • [5 Fotografias]

  • [4 Fotografias]

  • [4 Fotografias]

  • [4 Fotografias]

  • [6 Fotografias]

  • [5 Fotografias]