Share |

Ok l ahoma . - Los fiscales han rechazado un caso de delito grave por negligencia infantil contra una madre cuyo hijo de 7 años de edad estaba solo en la casa cuando un ladrón la incendiara. También fueron desestimados los cargos contra el novio de la madre. 

La desestimación del caso se produjo el viernes 9 de octubre de conformidad con un acuerdo hecho entre la pareja y los fiscales más de dos años atrás. 

“Ellos no fueron considerados culpables de la muerte del niño. Así que no alegan que el niño murió a manos de ellos”, dijo el fiscal de distrito del condado de Oklahoma David Prater. “Era sólo que dejaron al niño sin supervisión y fue entonces cuando se produjo el robo y el niño murió en el fuego.” 

Noemí López, de 26 años, y Antonio Guillén, de 29 años, ambos de la ciudad de Oklahoma, fueron acusados en julio de 2013 de abandono de menores por supuestamente dejar a Adrian Roberto Avalos “desatendido durante varias horas mientras ellos estaban fuera intoxicados”, alegaron los fiscales en un documento de la corte. 

Los investigadores informaron que la pareja dejo sola a la víctima en la tarde del 28 de abril 2013. 

“La pareja había dejado al niño en casa sin su supervisión y durante ese período de tiempo fue que dos de los cuatro acusados entraron en la casa a ultrajarla”, dijo Prater. 

Los cuatro acusados de asesinato en primer grado por la muerte del niño se declararon culpables este año. Los fiscales creen que ninguno de los acusados sabía de la presencia de la víctima en el interior del hogar. 

Prater dijo que se hizo un acuerdo con la pareja para permitir que los cargos de negligencia infantil se retiren. Si la pareja cooperaba plenamente con la causa penal y completaba una serie de procedimientos judiciales relacionados con la crianza de los hijos, los cargos serían desestimados. 

Lorese Paulina Cruz, de 28 años, y su ex novio Julio Cesar Nevarez, de 22 años, ambos de la ciudad de Oklahoma, se declararon culpables en agosto de este año por asesinato en primer grado, robo e incendio. Cruz fue condenado a 25 años de prisión y Nevarez a 35 años. 

 

Albert Barboza, de 21 años, y Claudia Cadena, de 26 años, también de la ciudad de Oklahoma, se declararon culpables el jueves 8 de octubre de asesinato de primer grado y robo. Barboza fue condenado a 15 años de prisión y Cadena consiguió cinco años. 



  • [9 Fotografias]

  • [5 Fotografias]

  • [6 Fotografias]

  • [6 Fotografias]

  • [10 Fotografias]

  • [6 Fotografias]

  • [4 Fotografias]

  • [4 Fotografias]

  • [6 Fotografias]

  • [5 Fotografias]