Share |

1 Buena tierra. 

Deberás plantarlas en una maceta más grande que la que traen, para que crezca, y con tierra que sea mezcla de turba más mantillo. La tierra deberá estar húmeda, nada de charcos. Deberás abonarla una vez al mes, como mucho. 

2 Que no se muevan. 

Intenta no moverlas demasiado y buscar un sitio donde les dé el sol. 

3 No regar con sol. 

Deberás regarlas a primera hora de la mañana o al atardecer. Si alguna tiene flor que no le caiga el agua. 

4 Plantas de interior. 

Las plantas que se suelen tener en casa son las difenbaquias, el ficus y el tronco de brasil. Para cuidar las Difenbaquias hay que regarla cada tres días y vaporizarla una vez a la semana. Si crece mucho, se corta. El ficus es una planta muy agradecida que hay que regar cada cuatro días. El tronco de Brasil necesita estar en un sitio con luz y cuando las hojas tienen el tallo muy largo hay que cortarlas. Con un trapo, frota las hojas en seco y vaporízalo 3 ó 4 veces por semana. 

5 Plantas de exterior. 

Geranios: requieren sol y al regar, no mojes las flores. 

Hortensia: necesitan mucha agua y el sol no las puede dar de forma directa.. En febrero hay que podarlas. 

6 Plantar un esqueje. 

Si quieres ‘reproducir’ una planta en otra maceta deberás plantar un esqueje. Para ello, corta de un tajo una rama justo por debajo del nudo. A continuación, humedece la tierra de la nueva maceta y con un palo haz un agujero, donde debes meter el esqueje. Después, aprieta mucho la tierra y déjalo a la sombra unos cinco días. Al sexto, empieza a regarlo. 

Cómo cuidar y mantener 

el jardín en verano 

Estos meses donde las protagonistas son las altas temperaturas, es crucial proteger los espacios exteriores. El paisajista Fernando Pozuelo nos da unos sencillos consejos para cuidar nuestro jardín en verano. 

Es importante recordar que en los días de vacaciones no se puede dejar de regar el jardín. Hay que hacerlo siempre en las horas más frescas- a primer ahora de la mañana o última de la tarde-. Los días que haga más calor aumenta el riego. Para no olvidarnos lo ideal sería instalar un sistema de riego automático, así garantizamos que nuestras plantas tengan el agua necesaria cuando nosotros no estemos. 

Si tienes césped, siégalo antes de irte para que se mantenga sano, pero no lo cortes demasiado para que no se debilite. 

 

En cuanto a las plantas, flores y árboles, también necesitan un cuidado especial. Con las altas temperaturas pueden aparecer plagas, así que conviene usar insecticidas para evitar estos problemas.



  • [6 Fotografias]

  • [4 Fotografias]

  • [4 Fotografias]

  • [6 Fotografias]

  • [5 Fotografias]

  • [4 Fotografias]

  • [4 Fotografias]

  • [4 Fotografias]

  • [6 Fotografias]

  • [5 Fotografias]