Share |

 

 

 ¿Cómo hacer que tu casa huela bien? 

Los aromatizadores son elementos muy importantes y útiles en nuestra casa, porque su aroma puede hacernos sentir felices, relajadas, calmas o animadas. Por eso hay tantos en el mercado, tantas opciones para comprar, pero tenemos que saber lo que es mejor para nuestra casa y cuál es el mejor lugar para ponerlos y aprovecharlos mejor. Hay tres lugares preferidos para mí. 

Cerca de la puerta 

Ideales para quienes reciben gente en casa: clientes, alumnos, pacientes, etc. Y también para todas aquellas que quieren ser recibidas como una reina en su propia casa. Nuca falta una mesa ratona o un pequeño lugar en la recepción en el que podríamos ubicar un buen aromatizador. 

En el dormitorio 

Luego de elegir tu fragancia favorita con cuidado, como para que no les produzca alergia a ti y a tu pareja y como para que resulte realajnte o energizante según el efecto deseado, pueden colocarse dentro del ropero, o sobre la cómoda. E incluso si el aroma es bien suave, sobre alguna mesa de noche. En este caso se podrían utilizar esencias de lavanda o limón del tipo bálsamo para promover la relajación. 

En la cocina 

La clave es combinar y ubicar estos elementos tan bien que no te excedas en la potencia de la esencia porque podrías crear un ambiente muy cargado. Por ejemplo en la cocina tendrás que evitar el uso de aromas de alguna manera reñidos con aquellos olores propios de la alimentación. Por eso en la cocina personalmente prefiero los aromas florales o cítricos. También los de vainilla y coco. 

En el baño 

En este lugar son infaltables. Ayudan a combatir los malos olores y a unir al baño al resto de la casa si se usa el mismo aroma que en el dormitorio, por ejemplo. Sin embargo, para bañarse se pueden elegir aromas frescos de limón, menta o caléndula. 

En la oficina 

Si trabajas en casa puedes colocar uno de eso aromatizantes que se colocan en el dispositivo a batería. Algunos rocían la fragancia a intervalos regulares y otros tienen detectores de movimiento para rociarla solamente cuando entra alguien. Así tus clientes, pacientes, etc, siempre tendrán presente el hermoso aroma de tu lugar de trabajo. 

 

Por supuesto, se pueden comprar aromatizantes industriales pero también los hay más naturales. Estos últimos son menos costosos y se adaptan mejor a nuestras necesidades, hábitos, estilo de vida, etc. Espero que este artículo te haya ayudado a elegir mejor dónde ponerlos y a pensar en nuevas posibilidades también.



  • [5 Fotografias]

  • [6 Fotografias]

  • [6 Fotografias]

  • [10 Fotografias]

  • [6 Fotografias]

  • [4 Fotografias]

  • [4 Fotografias]

  • [6 Fotografias]

  • [5 Fotografias]

  • [4 Fotografias]