Share |

Se avecinaba como el primer gran enfrentamiento entre el campeón de peso mediano Julio César Chávez Jr. y el campeón de peso mediano junior Saúl Canelo Álvarez, aunque no iba a ser en el ring.

 

Los dos jóvenes peleadores estelares de México iban a chocar en una batalla por la atención y las miradas el 17 de septiembre -- durante el fin de semana del Día de la Independencia de México -- mientras su rivalidad se calienta.

 

Mientras que Álvarez tiene previsto defender su título por segunda vez contra Alfonso Gómez en el Staples Center de Los Ángeles como parte de la tarjeta de dos sedes de HBO PPV encabezada por Floyd Mayweather Jr.-Víctor Ortiz, Chávez tenía previsto defender su título por primera vez en su ciudad natal de Culiacán, México, contra Ronald Hearns, hijo del gran Thomas Hearns.

 

Eso era hasta que la pelea de Chávez fue cancelada en días pasados porque supuestamente se cortó la mano en un accidente insólito con un ventilador de techo. Pocos creen la historia, pero en fin, la pelea fue cancelada.

 

En México, Chávez y Álvarez han estado peleando en canales nacionales rivales y generando mucha atracción. Chávez ha peleado en TV Azteca y Álvarez en Televisa. Con su rivalidad en plena efervescencia en México, me pareció bastante interesante que fueran a competir por los espectadores.

 

Me preguntaba quién iba a ganar la batalla por la atención de los medios y los espectadores, algo que tal vez podría afectar las futuras negociaciones para su inevitable enfrentamiento.

 

Incluso antes de que Chávez y Álvarez ganaran sus títulos a principios de este año, ya se corrían bastantes rumores sobre una mega pelea entre los dos. Dada la forma en que ambos atraen fans -- y teniendo en cuenta lo bien que salieron sus peleas por HBO en los Estados Unidos estos últimos meses -- su futuro enfrentamiento seguramente será un gran éxito. La batalla por la atención del 17 de septiembre sólo iba a avivar el interés.

 

Tanto Bob Arum de Top Rank, promotor de Chávez, como Richard Schaefer de Golden Boy, promotor de Álvarez, dicen que quieren hablar para llevar a cabo el combate en el futuro cercano. Ahora que hay una tregua entre las compañías (vamos a ver cuánto dura), Arum y Schaefer están hablando sobre una serie de combates entre sus peleadores. Chávez contra Álvarez es uno de los más importantes que podrían hacer.

 

La idea de enfrentar a Chávez con Álvarez en algún momento de la primera mitad del año que viene sonaba bastante bien. Álvarez pelearía con Gómez y tomaría un combate más, tal vez en diciembre, mientras que Chávez se iba a enfrentar a Hearns para luego regresar el 19 de noviembre versus Peter Manfredo Jr.

 

La mayoría consideran a Álvarez más popular --y, francamente, mejor y más dedicado-- pero el 17 de septiembre Chávez habría sido transmitido en vivo. La pelea de Álvarez se transmitirá con un retraso de dos horas, ya que las peleas estadounidenses de PPV por lo general se establecen en México para evitar el robo de señales.

 

Antes de que la pelea de Chávez fuera cancelada, Arum y Schaefer trataron de minimizar cualquier clase de batalla televisiva entre los combatientes el 17 de septiembre.

 

"Es más que estúpido, y no quiero tener nada que ver con esta m-----. Estoy más allá de hacer algo para enojar al otro [Golden Boy]", dijo Arum, quien se oponía a gritos a que Chávez peleara el mes próximo porque no quería que compitiera con Álvarez, pero sobre todo para asegurarse de preservar el combate de noviembre con Manfredo.

 



  • [6 Fotografias]

  • [7 Fotografias]

  • [7 Fotografias]

  • [9 Fotografias]

  • [6 Fotografias]

  • [6 Fotografias]

  • [8 Fotografias]

  • [5 Fotografias]