Share |

El Día de Acción de Gracias busca reunir a la familia, valorar y agradecer las cosas buenas que nos pasan. Y durante esta festividad y también en el correr del año, es común que los padres se pregunten cómo hacer para transmitirle a los niños los mismos valores y comportamientos. ¡Enseña a tus niños a ser agradecidos con estos consejos!

A veces sucede en las familias que los niños tienden a adoptar comportamientos egoístas y les cuesta entender el valor de la familia, el hogar y sus posesiones. Y para los padres es una tarea difícil, pero completamente necesaria enseñarles a valorar todo ello. Enseñar a ser agradecidos por lo que tienen y apreciar lo que otros les dan radica en transmitirlo todos los días.

Ser el ejemplo

Puede parecer obvio, pero los niños repiten el comportamiento de sus padres. Una buena forma de a hacer que los niños sean agradecidos es dándoles el ejemplo. Agradece lo que otros hacen por ti adelante de ellos, recuérdales lo agradecidos que tienen que estar por tener un hogar y comida. Incluso, puedes agradecer antes de la comida para que valoren mejor lo que tienen.

 

Ayudar en las tareas

También es bueno, tanto para ellos como para los padres, que los niños contribuyan en las tareas del hogar, desde ordenar su cuarto y sus juguetes, hasta poner la mesa o ayudar a cocinar. Esas tareas ayudarán a que entiendan lo que sus padres hacen por ellos y será una buena forma de que aprendan a que ellos deben colaborar.

Generosidad

Ya sea con amigos, compañeritos o entre hermanos, es importante enseñarle a los niños a compartir sus juguetes y a disfrutar lo que tienen de manera sana. Una buena forma de hacer que entiendan el valor de una buena acción es donar algunos de sus juguetes o ropa a niños que lo necesiten más. Actividades como esas o voluntariados son una excelente forma de que ellos vean con sus propios ojos diferentes realidades y valoren todo lo que tienen.

Para eso también es clave que los padres aprendan a decir "no". Aunque puede ser difícil y al principio generará algún berrinche, es la forma de que sepan que no todo siempre se puede y que no tienen que querer siempre las últimas cosas. Que valoren el esfuerzo de los padres es muy importante.

Paciencia

La realidad es que alguien no aprende a valorar y agradecer de la noche a la mañana y por eso es importante que los padres sean pacientes. Con pequeños detalles, incorporando los valores a diario, enseñando a agradecer lo que se les da en vez de demandarlo, ayudar a los demás y entre ellos, y a saber compartir, de a poco podrán entender y saber cómo ser agradecidos. Pero para eso la paciencia de los padres es clave y también la buena voluntad para que puedan apreciar las cosas.

Es posible enseñar a tus hijos a ser agradecidos, lo mejor es dar el ejemplo e incentivar a buenas conductas en la familia, para que en el Día de Acción de Gracias ya tengan una noción sobre lo que agradecer y sepan valorar las comodidades que tienen a diario. 



  • [10 Fotografias]

  • [6 Fotografias]

  • [4 Fotografias]

  • [4 Fotografias]

  • [6 Fotografias]

  • [5 Fotografias]

  • [4 Fotografias]

  • [4 Fotografias]

  • [4 Fotografias]

  • [6 Fotografias]