Share |

El Día de Acción de Gracias es una fecha muy importante para enseñarles a los niños el valor de la gratitud, pero también para hacer actividades en familia, ¿no te parece? Y una de las cosas más lindas de esta fecha es preparar la cena, algo muy importante para esta celebración. Entonces, ¿qué mejor que preparar la cena de Thanksgiving en familia? Para que puedas hacerlo y los niños no te vuelvan loca en la cocina, te dejo algunos consejitos. 

Preparación

Una buena forma de involucrar a los niños en la organización de Acción de Graciases preguntándoles qué les gustaría preparar. Seguramente, tus niños no te darán ideas tradicionales, pero puedes incorporarlas al menú habitual que tenías planeado. Esto es lo mejor de organizar en familia; puedes ser creativa y a la vez hacerlos sentir que colaboran y que ponen su propio toque en lo que hacen. ¡Es una gran motivación!

Por otro lado, recuerda que cuando haces una tarea con los niños, todo puede llevar más tiempo; así que te vendría bien comenzar antes de lo previsto para no ir contra reloj, si no en vez de ser una actividad de familia para disfrutar, terminará siendo estresante. Hay muchas cosas que puedes hacer el día antes, las tartas, los bocadillos y las ensaladas, por ejemplo. ¿Qué más se te ocurre incluir en el menú? 

Tareas

 

Claro está que hay muchas tareas de la cocina que los niños no pueden realizar, por eso sería bueno que ya sepas de antemano cuáles son las tareas que los niños harán y cuáles tú, y no solo para protegerlos de los peligros de la cocina, sino que también para aprovechar esta oportunidad para que aprendan cosas nuevas. Por ejemplo, los niños que saben los números pueden ayudarte con las mediciones y los niños más pequeños pueden mezclar ingredientes y aprender la diferencia entre sólidos y líquidos.

También debes tener en cuenta que los niños no tienen la capacidad de estar con una misma tarea mucho tiempo; por ejemplo, la última vez que mis hijos me ayudaron en la cocina para la cena de cumpleaños de su padre, el más pequeño tenía la tarea de pisar las patatas para hacer el puré, pero luego se cansó, siguió la hermana y lo tuve que terminar yo; así que si tienes que hacer mucha comida, procura que las tareas que les asignas a ellos sean las que lleven menos tiempo y no sean tan monótonas. 

Es importante también que los niños tengan su espacio para trabajar, ensuciarse, reír, moverse; les encantará. Otro tema que puedes considerar es conseguir utensilios de cocina aptos para niños, como cuchillos de plástico o tijeras de cocina; así no solo se encargarán de gratinar el queso, aplastar las patatas o lavar las verduras. 

 

Beneficios

 

Cocinar con niños para una celebración es una de las mejores oportunidades para darles a probar nuevos alimentos; estarán motivados, verán los alimentos, sabrán con qué está hecha cada receta y al probarlas verán que un alimento que quizás no les gustaba tiene buen sabor. ¿Qué te parece? 



  • [5 Fotografias]

  • [6 Fotografias]

  • [6 Fotografias]

  • [10 Fotografias]

  • [6 Fotografias]

  • [4 Fotografias]

  • [4 Fotografias]

  • [6 Fotografias]

  • [5 Fotografias]

  • [4 Fotografias]