Share |

 Se aproxima la noche más dulce del año y nada mejor que brindarles a los pequeños una deliciosa recompensa por su ingenio y ternura a la hora de disfrazarse. 

Pero, ¿es posible darles algún platillo que sea a la vez dulce y saludable? ¡Claro que sí! Enseguida te daremos algunas deliciosas ideas que les van a fascinar y al mismo tiempo van a contribuir con su buena nutrición. 

Bebidas embrujadas 

Si quieres servir una bebida que se asemeje a la sangre, lo podrás obtener usando fresas, arándanos o frambuesas: pero si deseas en cambio una bebida como una poción de brujas, la podrás obtener licuando kiwis. 

Pinchos espectrales 

Busca medio kilo de fresas grandes y bien frescas, después toma una cobertura de chocolate blanco, colócalo en el microondas para que se funda y si deseas agrégale unas gotas de colorante. Una vez hecho esto, introduce con cuidado las fresas en el chocolate y coloca 4 en cada pincho. Finaliza el postre dibujándole alguna carita. 

Arañas espantosas 

Aprovecha las galletas de sal (conocidas también como crackers), que sean de forma redonda, para el cuerpo de nuestro arácnido plato, luego toma pretzels y sepáralos para hacer las patas que se pueden pegar a la galleta con manteca de maní y para los ojos puedes usar uvas pasas o puntos de salsa… ¡Los arácnidos nunca se han visto tan sabrosos!

 Gelatinas tenebrosas 

 

Otra buena idea para esta fecha son las gelatinas, pues además de deliciosas son muy bajas en calorías (de 15 a 30). Para darles lo tenebroso de Halloween, necesitarás moldes alusivos como calabazas, brujas o fantasmas. Busca gelatina de naranja y de uva sin azúcar, con ellas conseguirás los colores característicos de esta festividad (naranja y negro), para esta última mezcla un paquete de gelatina de uva con tres de naranja. 



  • [10 Fotografias]

  • [6 Fotografias]

  • [4 Fotografias]

  • [4 Fotografias]

  • [6 Fotografias]

  • [5 Fotografias]

  • [4 Fotografias]

  • [4 Fotografias]

  • [4 Fotografias]

  • [6 Fotografias]