Share |

   Cuestionar a RIM, fabricante del icónico y aún estupendo BlackBerry, se ha vuelto fácil. Mientras empresas orientadas al consumidor como Apple y Google registran crecimientos de dos dígitos con la adopción del smartphone, la cuota de mercado de RIM, al menos en lo que respecta a Estados Unidos, continúa deteriorándose.

 

   La semana pasada, el fabricante del BlackBerry anticipó que el primer trimestre del año arrojaría menos ganancias e ingresos. Así que pese al incremento del 32% en las ganancias del cuarto trimestre de 2010, las acciones de la compañía perdieron 10% de su valor en las operaciones posteriores al cierre.

 

   El descenso no sorprendió a los analistas. "En los dos últimos años los hemos escuchado hablar sobre productos interesantes, cuando en realidad se trata de productos inferiores a la media que se venden mal y el único rayo de esperanza está en el ámbito donde RIM compite en precios, en el mercado de gama baja", escribieron los analistas de Bank of America. Otros críticos auguran su desaparición.

 

   Pero la compañía no tiene que sucumbir; aún tiene varias ventajas clave en el mercado, entre ellas una reputación incuestionable por una década. Para mantenerse competitiva en los cada vez más feroces mercados del smartphone y la tablet, la empresa debería centrarse por el momento en cuatro puntos:

 

 

1. Clarificar la estrategia

   Por años, RIM ha sido dirigida por el co-CEO Jim Balsillie y el presidente y co-CEO, Mike Lazaridis. Balsillie ha estado en la compañía desde 1992 y se centra en estrategia corporativa, desarrollo empresarial, marketing y ventas.  Lazaridis, que fundó la compañía siendo un estudiante universitario, regenta la estrategia de producto y el desarrollo.

 

   Durante una entrevista concedida a Bloomberg Businessweek en otoño pasado, Lazaridis habló sobre el cambio transformacional en el espacio móvil, gracias en parte al auge del ecosistema de aplicaciones:

 

   "Hay una tremenda turbulencia en el ecosistema, en la movilidad. Pero también hay una tremenda disputa en juego en cuanto a arquitectura. Y por ello voy a enmarcar lo que distingue a nuestra arquitectura móvil.  Hemos tomado dos enfoques fundamentalmente diferentes en su causalidad. Es una diferencia causal, no sutil. No es sólo una dirección causal la que articularé aquí, es realmente tan fundamental como la causalidad".

 

   ¿Mmm, qué? Lazaridis es un ejecutivo brillante, no cabe duda, pero no es claro ni asequible para los inversionistas y los consumidores.

 

    Steve Jobs, por otro lado, puede ser acusado de exagerar o de soltar mentirijillas en algunos casos para favorecer a Apple, pero es un comunicador eficiente, raras veces se le malinterpreta. Lazaridis haría bien en reformular su mensaje, o aceptar un cargo que no lo coloque bajo los reflectores.

 

 

2. Transicionar suave y rápidamente al sistema operativo QNX

   RIM ingresará al segmento de las tablet el 19 de abril, con el lanzamiento de la PlayBook. Los analistas difieren respecto a la pizarra, o se muestran neutrales o dubitativos de su potencial.

 

   "La directiva está muy confiada en el éxito de la PlayBook, aunque nosotros creemos que, dada la extrema competencia en el espacio de la tablet, existe mucha incertidumbre sobre cuán exitoso podrá ser RIM", escribió un analista de UBS. "Tampoco tenemos clara la estrategia que RIM seguirá con la PlayBook".

 

   En su debut -primero en versión WiFi que igualará el precio de la iPad de Apple-, la pizarra de RIM correrá un nuevo sistema operativo llamado QNX, comprado el año pasado a Harman Industries, un sistema que según la compañía, se implementará a la larga en todos los dispositivos de la marca.

 

   Aquí surgen dos problemas: primero, que las herramientas que permitan desarrollar aplicaciones nativas para QNX no estén listas para el debut en abril, lo que significa que tardará un tiempo para que cualquier tipo de ecosistema de aplicaciones nativas QNX se vuelva una realidad. Para suplir esa escasez, la compañía permitirá que se corran aplicaciones no nativas, incluidas aplicaciones Android. 

 

   Eso suena bien a corto plazo, asumiendo que las aplicaciones de Android funcionen sin contratiempos, pero a largo plazo pueden suponer un problema. Mientras más tarden en salir las herramientas QNX para desarrollar aplicaciones, más usuarios y desarrolladores se encogerán de hombros y continuarán recurriendo a aplicaciones Android, de las que hay multitud.

 

   Segundo, pese al anuncio de que el sistema QNX será el OS de BlackBerry, existen noticias de que la compañía también trabaja en un sistema BlackBerry OS 6.1 para smartphones. ¿Confuso? Mucho.

 



  • [7 Fotografias]

  • [7 Fotografias]

  • [9 Fotografias]

  • [6 Fotografias]

  • [6 Fotografias]

  • [8 Fotografias]

  • [5 Fotografias]