Share |

Rastrear a los hijos usando la tecnología es algo que se ha vuelto cada vez más común. Seguro que siendo padres más de una vez te ha pasado de estar nervioso cuando tu hijo se pierde en el supermercado, o cuando no te devuelve una llamada y no sabes qué le ha pasado.

Tal vez por esta obsesión de padres es que cada vez hay más aparatejos que nos permiten saber dónde está nuestro hijo a cada momento y en cada lugar.

GPS y otros dispositivos de rastreo

Teniendo en cuenta que un hijo que se pierde se tiene que enfrentar a un montón de peligros -algunos reales, otros imaginados por nosotros mismos en nuestro afán de protección-, el GPS y otros dispositivos de rastreo son bienvenidos a la hora de la seguridad.

Pero, ¿cuáles son sus ventajas y desventajas?

Entre las ventajas, vemos que estos dispositivos permiten que los padres controlen los movimientos de sus hijos desde los smartphones y computadoras. Suelen ser dispositivos caros y en cierta forma violan la privacidad de tus hijos, pero son ideales para aquellos padres de niños con discapacidades mentales, con problemas de comportamiento, y familias con hijos complicados -por ejemplo, con problemas de drogas, depresión, trastornos alimenticios-.

Los-ninos-y-la-tecnologia-3.jpgDARRIN KLIMEK/DIGITAL VISION/THINKSTOCK

Sin embargo, este tipo de dispositivos entrañan sus riesgos: como bien dijimos, el tema de la privacidad es clave, además de que de esta forma no estamos dejando a nuestros hijos crecer como personas, haciéndolos dependientes de la tecnología e incapaces de actuar por ellos mismos ante los peligros.

Dispositivos de rastreo en los colegios

En algunas partes del mundo se ha logrado que sea obligatorio tener chips de rastreo a los alumnos de las escuelas cuando están dentro de las instalaciones. Dicen que la idea no es controlar a los niños, sino ocuparse de aquellos que llegan tarde a clase y ver dónde están dentro del edificio.

Los-ninos-y-la-tecnologia-1.jpgISTOCK/THINKSTOCK

Como en el caso anterior, esto no soluciona ni educa a los niños en las responsabilidades que tienen y no les permitirá desarrollarse para un futuro, en el que su futuro empleador no le estará controlando por medio de un chip.

En vez de educar a los niños en las cosas que deben hacer, desarrollar su sentido común y su capacidad de decidir, simplemente están creando seres condicionados por lo que dice un chip que llevan encima.

Rastrear a los chicos con la tecnología, ¿sí o no? ¿Tú qué piensas? ¿Lo harías -o lo haces- con tus hijos?



  • [10 Fotografias]

  • [6 Fotografias]

  • [4 Fotografias]

  • [4 Fotografias]

  • [6 Fotografias]

  • [5 Fotografias]

  • [4 Fotografias]

  • [4 Fotografias]

  • [4 Fotografias]

  • [6 Fotografias]